sábado, 13 de agosto de 2016

Un cuento oscuro de Naomi Novik (Reseña)


Título: Un cuento oscuro.
Autora: Naomi Novik.
Editorial: Planeta
Género: Fantasía
Autoconclusivo
Sinopsis:
gnieszka tiene un don: es capaz de romper, manchar o perder cualquier cosa que lleve puesta en cuestión de segundos. Vive en el valle con su familia y es feliz en su pequeño y asilvestrado hogar. Pero la maligna y retorcida presencia del Bosque se cierne desde hace años sobre todos ellos. Para protegerse, el pueblo confía en el poder de un misterioso mago conocido como el Dragón, el único capaz de controlar con su magia el poder del Bosque. A cambio de protección, pide una sola cosa: cada diez años podrá escoger a una chica y se la llevará a su torre, un destino casi tan terrible como caer presa del Bosque.
El día de la elección se acerca y Agnieszka tiene miedo. Sabe —de hecho todo el mundo sabe— que el Dragón escogerá a Kasia, la más bonita, la más valiente de todas las aspirantes. Y, también, la mejor amiga de Agnieszka. Pero cuando el Dragón llega, para sorpresa de todos, no es a Kasia a quien señala…

Un bosque corrupto.
Un mago poderoso y solitario.
Una joven cuyo poder lo cambiará todo…


Opinión Personal: 


No sabía las ganas que tenía de leer un libro como este hasta que lo tuve en mis manos”. Esta declaración por  parte del mismísimo Patrick Rothfuss (El nombre del viento) y escrita en la cubierta del libro a reseñar fue lo que me hizo comprarlo y  a su vez comprobar en primera persona la veracidad de las mismas mientras leía el primer capítulo.


La obra narra la historia del Dragón, ser temido en el reino de Ponlya por las gentes que habitan en sus aldeas, ya que cada diez años este elige a una chica del lugar para recluirla en su torre durante el mismo periodo de tiempo. Por lo que se sabe, las chicas no son maltratadas ni sufren ningún tipo de daño, pero es sabido también que cambian de alguna manera, ya que normalmente no regresan con su familia, sino que van a la capital a buscar fortuna.
Esta suerte recae en la protagonista de la historia: Agnieszka, una chica torpe con facilidad para ensuciarse, la cual, a simple vista no parece ser el prototipo de chica que el Dragón se llevaría a su torre, pero este no está tan seguro de ello…
Hasta aquí parece un argumento cliché y predecible, típico de una novela juvenil que desembocará en un romance apasionado producto de un síndrome de estocolmo en el eje captor-cautiva, pero no, la historia ni desemboca en esta idea, ni es el punto central de la misma; lo importante y lo que causa mayor problema  es el Bosque, el cual avanza lentamente y engulle con ferocidad a su paso todo rastro de vida para hacerla suya…



¿Quién será capaz de detenerlo? ¿Existe alguna posibilidad de frenarlo? ¿Qué intenciones hay detrás? ¿Es un ser consciente en sí mismo y de sus actos?...

Todas estas preguntas se resolverán (o no) a medida que avance la historia, y nuestros protagonistas serán los encargados de ahondar en el problema a través de la magia, el conocimiento, la astucia y el deseo propio de unas personas que quieren arrancar el problema de raíz, sin saber que cuanto más escarban en la tierra, más profundo, fuerte, oscuro y antiguo es su arraigo…





Si quieres una historia con sorprendentes giros en su trama y que a su vez te adentre en un mundo donde la magia se encuentre en palabras impronunciables, las confrontaciones y disputas entre reinos estén a la orden del día y un oscuro y milenario peligro aceche latente en las sombras; esta historia, este cuento oscuro no te defraudará en lo más mínimo.