miércoles, 3 de junio de 2015

Tengo tu número de Sophie Kinsella - Reseña

TENGO TU NÚMERO

Autor: Sophie Kinsella

Editorial: Plaza & Janés

Páginas: 432

Sinopsis:

Diez días antes de la boda, Poppy pierde su anillo de compromiso. Todo se tuerce en un hotel lujoso de Londres en el que ella y sus amigas están celebrando su despedida de soltera por todo lo alto. Todas quieren probarse ese anillo tan valioso, y entre risas y champán, suena la alarma de incendios y salen corriendo a la calle. Al llegar fuera, nadie tiene el anillo. Desesperada, Poppy empieza a llamar a todo el mundo para pedir ayuda y ¡alguien le quita el móvil de la mano! ¡Se lo han robado también! ¿Cómo la van a avisar ahora cuando encuentren el anillo? Y acto seguido, ve un móvil en una papelera, un móvil tirado a propósito a la basura y que ella necesita urgentemente. Poppy le pasa el nuevo número a todos sus amigos y además contesta las llamadas que recibe y lee los mensajes dirigidos a la propietaria anterior, la secretaria (que acaba de dimitir) de Sam Roxton, un empresario importante. Mientras sigue buscando el anillo, Poppy está en contacto con Sam Roxton, el dueño del nuevo teléfono. Sam le dejará quedárselo un tiempo a cambio de que le reenvíe todos los mensajes que reciba, pero Poppy a veces contesta de parte de Sam en temas profesionales y también personales. No tiene freno. Sam también empieza a opinar sobre la vida de Poppy, sobre su boda, sobre los suegros y sobre el mismo novio, quien, quizás, no sea tan maravilloso como pensaba.

Reseña: 

Poppy se va a casar y ha perdido el accesorio más importante para una boda, ¡su anillo!. Por culpa de una alarma en un hotel, lo pierde, pero a cambio, encuentra algo mucho mejor, un móvil. A partir de aquí, la vida de esta protagonista da un giro de 180 grados. Poppy comienza a dar el número de teléfono a toda persona que se acercó minimamente a su anillo. 

Poppy, como protagonista, me ha encantado. En cuanto a las novelas juveniles/románticas, ha sido un soplo de aire fresco. Es la persona más cotilla que jamás he leído, es tan cotilla como cualquier otra persona que tenga en su poder el móvil de otra. Conectas con ella desde el principio, es divertida, entretenida y vamos viendo a través de sus ojos como desarrolla la trama. 

No me suelo leer mucho con los libros, es difícil que te hagan reír continuamente y Sophie Kinsella lo ha conseguido. Hay situaciones realmente ridículas. Poppy se pasa la mitad del libro reenviando los correos a Sam (el dueño verdadero del móvil) y claro hace algo que yo haría en su situación. Cotillear. Cotillear todo el rato. Leer los mensajes de Sam. Saber quien trabajara para él. Intentar averiguar quien es su novia. Responder con la mente todos los mensajes. 

En serio, sean sinceros, si vosotros tuvierais el móvil de un ejecutivo, ¿no lo cotillearíais? 



Así que puedo decir claramente que la protagonista me ha agradado en su mayoría. En cuanto al personaje masculino, Sam, no destaca mucho, pues con una protagonista tan... hiperactiva, la sobriedad de éste, le hace un poco aburrido. Eso sí, en un inicio, Sam es muy,muy,muy serio y el cambio que hay en él es bastante gradual y hay escenas en las que cuando él se digna a mandar un correo con una carita sonriente, ¡hasta yo me sorprendo!

Respecto a la trama, podemos decir que se divide en dos:
La más importante es la relación entre Poppy y Sam, la cual es inexistente, pues se comunican por mensajes y te pasas los capítulos deseando que se vean en persona. La autora ha sabido manejar perfectamente esta parte del libro ya que yo no he parado de sonreír. 

La subtrama, en este caso es la boda de Poppy, sus inseguridades, su novio Magnus, sus amigas, etc. 

Es decir, que la trama en general es muy sencilla, el libro no aportará nada a tu vida no querrás recomendarlo a tus amigos de China, Japón o Australia, pero te hace reír y pasar un muy buen rato. Cuantos más capítulos leía más parecía una comedia romántica, no sé como explicarlo, pero es el típico libro cinematográfico, lo contiene todo, risas, buenos personajes, una trama entretenida,etc. Y vuelvo a destacar el tono cómico del libro. Lo mejor de esto son las anotaciones a pie de página, que "no son escritas por la autora", ¡sino por la protagonista!, haciendo que te metas de lleno en la lectura. 

Lo único que me ha decepcionado es que el ritmo refrescante del libro, en las últimas 50 páginas se ha desmoronado en picado. Sí, acabó como yo quería, pero el desarrollo del desenlace fue del todo peliculero, Poppy, que me había encantado desde el primer segundo, me decepcionó un poco. Mientras que Sam que me había parecido un personaje bastante plano, acabó sorprendiéndome gratamente con sus acciones, las cuales dejaron se de ser aburridas y monótonas y siendo bastante graciosas.
Si queréis despejaros la mente con tanto examen, este es vuestro libro. 



Mi puntuación es:
3'5/5