viernes, 29 de mayo de 2015

Recomendación de la Semana.


Es la primera serie que veo con mi hermano... ¡Sí, con mi hermano! Obviamente cada uno por su lado mientras nos hablamos por Whatsapp por el simple hecho de que yo no me pienso perder los acentos de estos actores y mi hermano no es mucho de subtitulos y más de doblajes.

El caso es que dos días hace que la empezamos y ya vamos por el capítulo 5, totalmente enganchados a la historia de Claire. De sobra queda decir que la serie es una adaptación de la saga de libros de Diana Gabaldon. Como muchas otras series que se están llevando a cabo, todas sacadas de libros, como debe ser. El caso es que esto son 8 libros, así que nos quedan temporadas para dar y regalar según se está viendo.

Outlander nos cuenta la historia de Claire Beauchamp, es una enfermera que se ha pasado los últimos 5 años cuidando de soldados heridos de guerra en diferentes lugares de la segunda guerra mundial, y una vez finalizada, vuelve a los brazo de su marido Frank Randall al que ha visto, a lo sumo, 10 días después de contraer matrimonio.
Juntos deciden realizar su luna de miel en Escocia, donde ambos presencian un ritual mágico en el circulo de piedras de Craihg na Dum, donde al día siguiente ella regresa para recoger algunas hierbas y al tocar una de las piedras es transportada al mismo lugar... ¡Solo que 200 años antes!

Allí se encontrará con un grupo de escoceses, entre ellos Jamie Fraser, a quien ayudará y con ello logrará sobrevivir en un mundo inhóspito mientras averigua la forma sobre como volver a casa. El problema surge cuando sus sentimientos por Jamie empiezan a florecer.


¡ADORO LA SERIE! Últimamente solo me topo con series con buenos argumentos y eso me está maravillando, estaba un poco harta de las típicas historias de amor, o de aquellas que dan mil vueltas para llegar a un puerto inexistente o acaban haciendo completas horrorosidades, digase de The Vampire Diares. Pues esto no sucede con Outlander, tiene una trama y sabe como desarrollarla, mezclando culturas y olvidándote de que lo que realmente estás viendo es una historia algo distopica, por así decirlo.

También hay otro GRAN motivo para ver la serie, bueno, dos motivos a ser verdad.

1. ¡JAMIE FRASER! Quiero decir, ¿habéis visto al actor que lo interpreta? ¿Se puede ser más guapo o tener un acento más bonito? ¡Por Dios! Me tiene enamorada desde la primera escena en la que aparece y eso muy pocos protagonistas consiguen hacerlo, mucho menos por el hecho de ser buenas personas, ningún protagonista que no sea el chico malo lo ha logrado hasta que apareció él en mi vida.






2. Aquí ya la opinión es personal. Cuando empecé la serie me imaginé algo muchisimo más infantil, no sé, no me imaginaba el tipo de escenas subidas de tonos. Vamos, que si las habría pero que no veríamos nada tan explicito como he presenciado desde el primer capítulo, y para que negarlo, el hecho de que no se cortasen en ese aspecto me ha encantado por el simple hecho de que es una serie de época y en aquellos tiempos no se andaban con tapujos ni escenas románticas. +1 a la serie por
ello.