jueves, 21 de mayo de 2015

No Soy Tu Cenicienta de Pilar Parralejo - Reseña

NO SOY TU CENICIENTA

Autora: Pilar Parralejo

Toma Única.

Sinopsis:

¿Quién iba a decirle a Lorraine que escribir una novela le iba a dar tantos quebraderos de cabeza?  ¿Quién iba a decirle a Steven que su vida daría un cambio de ciento ochenta grados por culpa de una escritora a la que no conocía? Después de un mini-secuestro en limusina, de un juicio en el que ella es la denunciada, y de un par de enfrentamientos, Lorraine termina aceptando la propuesta más rara e incómoda de su vida: hacerse pasar por novia del rico heredero a causa de su propia novela.  Solo hay tres condiciones: Ni contacto físico, ni reclamaciones y por supuesto no enamorarse el uno del otro.
Reseña:

       Este libro lo he leído en aproximadamente 2 horas, y la verdad es que me lo he pasado terriblemente durante todas y cada una de las páginas. No sé, últimamente necesito libros que me hagan sonreír para quitar esta cosa rara que tengo en el pecho que no tengo ni idea de lo que es, pero si lo alivia, mejor que mejor. ¡Me ha gustado! En fin. Y es que a pesar de ser un libro de entretenimiento, las ideas que se le han ocurrido a la autora son tan poco probables que terminan encantandote. Porque ya os digo yo que si eso llega a ocurrir alguna vez lo entiendo por completo a él.

Por un lado tenemos a Lorraine, una escritora, pero no una cualquiera, ella escribe acerca del amor homosexual, algo que suele ocurrir en nuestro mundo en muy pocas ocasiones y eso que estamos modernizandonos. El caso es que su novela está triunfando de una manera que no imaginaba, tanto es así que ha llegado a oídos de la clase alta, y con clase alta me refiero a Steven. El problema recae en que el protagonista del libro es clavado a nuestro protagonista, mismo aspecto, mismos detalles en los ojos, misma cicatriz y forma en el mismo lugar e incluso las mismas ex novias. ¿Increíble verdad? Por eso mismo Steven no duda en llevarla a juicio después de secuestrarla para pedirle explicaciones, y es que su padre lo desheredara sino aclara la situación y oculta "su homosexualidad". Al perder el juicio se le ocurre una idea loca, y... sí, Lorraine la acepta. Serán novios de mentiras para limpiar la imagen del chico. La gran norma es: No enamorarse.

¿Os parece divertida la idea? Porque yo me he reído lo más grande al ver la actitud de ella cuando él le dice completamente convencido que se ha inspirado en su imagen y vida personal para crear un personaje como eso. Quien venga y me diga que eso no es el destino es que no tiene ni idea de nada en esta vida, porque acertar en el físico de una persona vale, pero en la forma, tamaño y lugar de cicatrices o en todas y cada una de las ex novias que ha tenido es ser un poco más rebuscado, las cosas como son.


El caso es que comienza una historia de amor entre dos personajes que son completamente diferentes entre sí. Lorraine conocerá una parte de él que creía no existir y Steven aprenderá lo que es una verdadera familia. Todo comenzará a girar y a girar hasta que antes de que puedan darse cuenta ambos estén completamente locos el uno por el otro. 
El problema surge que Lorraine no termina de creer en el amor del rico multimillonario, que se volverá loco para convencerla de que sus sentimientos por ella han cambiado y que ahora la quiere en su vida. Ni a su ex novia, ni a nadie, solo a ella. 

El caso es que les cojeras un cariño tremendo a los personajes de inmediato. La historia tiene partes subidas de tono, y menos mal, porque en muchos libros a pesar de ser cortos deciden saltarse esas escenas. Recomendada para esos días en los que estés deprimido y necesites una dosis de felicidad.


Mi puntuación:

3,5/5