lunes, 11 de mayo de 2015

Lexicón de Max Barry - Reseña


LEXICÓN

Autor: Max Barry

Editorial: Ediciones B


ISBN: 9788466654340

Páginas: 432

Año de publicación: 2014

Precio: 20.90€

Sinopsis:


En algún lugar a las afueras de Arlington, Virginia, existe una escuela exclusiva a cuyos estudiantes no se les enseña historia, geografía o matemáticas, al menos en el sentido habitual. Se les enseña a persuadir, a emplear el lenguaje para manipular mentes, a utilizar las palabras como armas. A estos estudiantes se los llama «poetas», y aquel que se gradúe con una mejor puntuación podrá entrar en una organización anónima que actúa con un propósito desconocido.
La joven Emily Ruff lleva una vida tranquila en San Francisco cuando de pronto atrae la atención de los reclutadores de la organización. Emily promete y todo apunta a que llegará a convertirse en uno de los talentos más prodigiosos de la organización, hasta el día en que comete un error catastrófico. Mientras, en Australia, en una ciudad tóxica llamada Broken Hill, un hombre llamado Wil Parke parece ser inmune a las palabras y puede convertirse en la clave heróica de lo que tiene todo el aspecto de ser una guerra secreta…

Reseña:


A simple vista no es un libro que llame la atención. Fui totalmente a ciegas con este libro, leí la sinopsis por el aire y a mí y a mi padre nos llamó la atención (Algo que no sucede nunca). 
Así que si quieres ir a ciegas con un libro, no leas mi reseña, ve a a librería, cómpralo y disfrútalo porque vale la pena. 

Lexicón nos cuenta dos historias. La de Emily, una chica que vive en las calles de una gran ciudad y que con apenas dieciséis años, es una timadora profesional, pues a través de juegos de cartas, estafa a todo al que pueda. A su vez, Wil Parke acaba de ser secuestrado en un aeropuerto y cree que va morir en varios minutos, los cuales luego se convertirán en horas, días y semanas intentando sobrevivir. 

Ambas historias tienen algo que a mí me ha encantado, y es la atemporalidad entre las historias. Pues la vida de Emily y la de Wil, pese a estar en un mismo libro, no se sabe si ambas están sucediendo en el mismo día, año, mes o instante. Me ha encantado lo a ciegas que he tenido que ir, poco a poco descubrimos si las historias se entrelazan entre sí o no, si la vida de Emily es la causante de que Wil siempre está apunto de morir o al revés. 

Además, la trama central se centra en un sólo tema. Los poetas. Las personas que tienen el don de la palabra, los que con una sola vocal pueden persuadir a cientos de personas de que cometan un crimen. Esas personas son entrenadas en centros especializados para prácticamente gobernar el mundo, quiero decir, estudian palabras específicas que jamas hemos oído a nadie, vocales que unidas pueden cambiar vidas de personas o destruir ciudades. 

Me ha encantado, ha sido un soplo de aire fresco, sin duda alguna, de las mejores lecturas del año. Los saltos en el tiempo entre protagonista y protagonista, además intercalan entre capítulos noticias de eventos, muertes, atropeyos, asaltos y podemos observar como se modifica la realidad a la que estamos acostumbrados, cambiando palabras simples o haciendo hincapié en determinados párrafos. 

Sinceramente, no conocía a Max Barry, pero este libro ha hecho que reflexione sobre si es posible o no persuadir a la gente, porque en realidad, si que es fácil convencer a la gente de que haga lo que una quiere, no al poder de convicción y persuasión al que llegan los poetas, pero te explica todo de una forma tan periodística y esquematizada que hace que me crea totalmente lo que estoy leyendo. 

Ambos personajes me encantaron, los capítulos son bastante extensos y cuando estoy acostumbrada a la forma de ser de Wil y quiero seguir leyendo sobre él, de repente aparece Emily y me obliga a cambiar la perspectiva de todo el libro. 

Hay personajes secundarios como Eliot, de los cuales, no sabemos mucho pero son importantisimos para el desarollo de la historia. Por cierto, los poetas, tras acabar sus estudios, cambian de nombre, por lo que su personalidad es totalmente desconocida, Woolf, Brönte, etc, son algunos de los personajes que leeremos a lo largo de la historia.

Además, hay dos bandos claramente diferenciados, los poetas y aquellos que no apoyan la persuasión e incluyo aquellos, muy pocos, que no pueden ser persuadidos. Según al protagonista que leas, te posicionarás de su lado o de otro, pero acabarás echa un lío. Y encima, tenemos que añadirle el toque romántico de la historia, es la parte menos importante de la trama, pero al fin y al cabo, cuando estás aburrida de tanta acción o tanta información, un toque de romanticismo no está nada, pero que nada mal.
Lo más curioso, en mi opinión, es que no sabes en que año está cada uno de los personajes, puede que Wil esté en 1999 y Emily en el presente, o al contrario. Vas a ciegas, no sabes si los dos protagonistas están en la misma cafetería, o si por el contrario, relatan la historia en el mismo lugar en épocas diferentes.

En resumen, un libro totalmente recomendable. Tienes una de cal y una arena. Los capítulos de Wil están llenos de acción y peligro, mientras que los de Emily suelen ser más calmados e instructivos, pero ambos se complementan perfectamente, haciendo que yo disfrutase plenamente de esta lectura. Así que sí, recomiendo este libro muchísimo. 

Mi puntuación: 

4'5/5