viernes, 10 de abril de 2015

Machote de la semana 36

Jabel Balbuena 


Os voy a contar la historia de por qué sigo soltera. 

Érase una vez, en una isla muy pequeña situada entre África y Europa, vivía una chica (yo) que descubrió que a quince minutos de su casa, vivía un chico tan guapo, tan guapo, tan guapo, que provocó que sus expectativas sobre los hombres, cambiaran radicalmente. Por que sí amigos, este pedazo de semidios griego, vive (bueno, supongo que vivía) en el pueblo de al lado.