lunes, 9 de marzo de 2015

Sola: Carta A Mi Secuestrador de Lucy Christopher - Reseña

SOLA: CARTA A MI SECUESTRADOR.

Autora: Lucy Christopher

Nº de Páginas: 384

Editorial: Booket

Sinopsis:

Un extraño de ojos azules observa a Gema desde la esquina de un café en el aeropuerto de Bangkok. Ella aún no lo sabe, pero Ty es un joven perturbado que la ha seguido durante años y que piensa llevarla a vivir con él al desierto australiano. Gema de pronto se encuentra cautiva en un territorio desolado e inhóspito del que parece no haber escapatoria. ¿Cómo alejarse de Ty, sabiendo que su vida está en sus manos y que él la protege? ¿Cómo traicionarlo si una súbita y profunda atracción ha empezado a atarla a él?

Reseña:

             ¡Meses buscando este libro hasta que lo he encontrado! Lo vi una vez junto con Nubes de Keptchup en un centro comercial, lo escondí para comprarlos al día siguiente y después, ya ambos había desaparecido de la faz del mundo. Para mí suerte he dado con él y no puedo evitar saltar de felicidad porque creo que ha sido, es y será una de las mejores lecturas del año sin lugar a duda debido a la nueva faceta que nos presenta y al conflicto mental que causa.



A diferencia del resto de libros que habéis leído, esto no es una historia, es una carta que Gema, nuestra protagonista, escribe al que ha sido su captor durante los últimos meses. Un dato curioso porque se trata del primer libro que leo en segunda persona, es decir, la lectura está escrita como si tu fueses Ty y estuvieses leyendo la carta que ella ha escrito. Aclarada esta curiosidad que me ha parecido maravillosa, tengo que confesar que recién acabé el libro y aún guardo un conflicto mental y emocional en mi interior.

Y que crea un conflicto con los personajes tan mentales que no puedo llegar a comprender como me siento. Y esto se debe a otro dato curiosos, y es que el libro fue escrito como la tesis del doctorado de psicología de la autora. ¡Más vale que haya aprobado con notaza!



La historia comienza en un aeropuerto, unos ojos que se encuentran y una atracción de inmediato por parte de ella. Para su sorpresa el flechazo parece ser mutuo y pronto se ensalzan en una conversación y todo comienza a ir bien hasta que Gema nota que el chico guapo de ojos azules la está arrastrando por todo el aeropuerto y manejándola a su antojo mientras ella flota como si la hubiesen drogado, tal y como ha sido. Y cuando recobra la consciencia, no se encuentra en Bangkok, sino en un lugar muy lejano donde jamás será capaz de encontrar la salida.

"Un aleteo como de mariposa me subía por el estómago. Me atrapaste fácilmente y me atrajiste hacía ti como si ya me tuvieras enredada en una red."

Gema: la verdad es que la protagonista me tiene en un sin vivir, y es que por mucho que te gustaría que surgiese algo con Ty, no puedes olvidar en ningún momento que está allí en contra de su voluntad y por ello no debe dejar pasar la posibilidad de lograr escapar con vida de esa trampa mortal en la que se ha visto envuelta. Teme todo lo que le rodea en ese desierto inhóspito y mucho más a la persona que la acompaña, alguien que parece saber todo sobre ella desde que cumplió los 10 años hasta la actualidad. Sin embargo es una chica fuerte, con miedos e incertidumbres normales en su situación y un conflicto emocional que ni ella misma llega a comprender, porque sabe que no puede querer a su secuestrador y sin embargo no puede evitarlo.

Ty: no sé que pensar de Ty, al mismo tiempo que le tengo miedo quiero abrazarlo con mucha fuerza. En ningún momento hace algo que pueda molestarte, si quitamos el hecho de que la secuestró en contra de su voluntad en algún lugar del mundo del que es prácticamente imposible escapar. Es más, él nunca hace nada para evitar que ella huya para luego buscarla cuando ve que no lo conseguirá, la cuida, hace todo por ella y le muestra cosas que jamás llegó a imaginar. Además, la autora nos muestra por primera vez los sentimientos y pensamientos de un secuestrador, el porqué deque haga lo que ha hecho y como poco a poco no comienzas a verlo tan mal a pesar de que lo está. De verdad, odio y amo a Ty.




Y es que el libro no nos cuenta la historia de una chica que comienza a sufrir el Síndrome de Estocolmo en ningún momento, por el simple hecho de Gema sabe que él la secuestró, que está mal todo lo que hace a pesar de lo bien que la trata y que debe intentar escapar de este lugar por cualquier método posible. Y no solo eso, la atracción que siente por él es algo que debe intentar ocultar u olvidar. Es ese simple hecho, el de que la autora no haya creado un romance yendo por la rama fácil del síndrome lo que me ha enamorado.

"Pero hablemos claro: me secuestraste. Eso es innegable. Aunque también me salvaste la vida. Y entre todo eso me enseñaste un lugar tan diferente y hermoso que ya no me lo puedo quitar de la cabeza. Y a ti tampoco. Te tengo metido dentro como si fueras mis propias venas."

Mi Puntuación:

4,5/5