miércoles, 25 de marzo de 2015

One Tiny Lie (Ten Tiny Breaths #2) de K.A.Tucker - Reseña


ONE TINY LIE

Autora: K.A.Tucker

Serie: Ten Tiny Breathe #2

Editorial: Atria Books

Nº de Páginas: 266

Sinopsis:


Livie siempre ha sido la estabilidad de las dos hermanas Cleary, tomando la trágica muerte de sus padres y la fase auto-destructiva de Kacey con fuerza y madurez. Pero debajo de ese exterior hay una niña sosteniéndose a las últimas palabras que su padre le dio: “Haz que me sienta orgulloso,” le dijo. Ella le prometió que lo haría…y ha hecho lo mejor posible durante los últimos siete años con cada decisión, cada palabra y cada acción.
Livie entra en Princeton con un plan sólido y está decidida a llevarlo a cabo: Aprobar sus clases, ir a la escuela de medicina, y conocer a un chico bueno y respetable con el que se casará algún día. Lo que no es parte de su plan son los chupitos de Jell-O, una adorable y fiestera compañera de cuarto a quien no puede decirle “no”, y Ashton, el capitán del equipo de remo. Definitivamente él. Un tonto arrogante que hace que la inexistente llamarada de furia en Livie se encienda y quien es todo lo que ella no quiere un hombre.  Peor aún, es el mejor amigo y compañero de cuarto de Connor, quien encaja a la perfección con el criterio de Livie. Entonces, ¿por qué siguen pensando en Ashton?


Mientras Livie se enfrenta a sus calificaciones mediocres, a sus aspiraciones de carrera que ya no cree puede manejar, y los sentimientos que no debería tener por Ashton, se ve obligada a abandonar su última promesa a su padre y, con ella, la única identidad que conoce. 

Reseña:
         
 Creo que el este libro, en especial, es el que más he estado esperando durante este último año para tenerlo, y cuando por fin lo he leído no he sabido como reaccionar, llorar, reír, pelear con el mundo por no haberlo leído antes... ¡Es perfecto! Perfecto nivel: ha superado Ten Tiny Breaths. Eso ya era algo difícil de hacer, pero teniendo en cuenta que en el primer libro ya le tenía un cariño inmenso a Livie no me extraña para nada que la haya adorado como nunca imaginé.
Tanto así que en cuanto acabe esta reseña volveré a releer algunas partes para continuar con mi sonrisa.

Esta es la historia de Livie Cleary, la hermana pequeña de Kacey, a la cuál conocimos en Ten Tiny Breaths como esa niña a la que tenían que proteger a toda costa del mundo. El caso es que esa niña, ahora, no es tan pequeña como recordabamos o quisimos imaginar. Livie está a punto de ingresar en una de las universidades más prestigiosas del mundo, Princeton, Es la chica perfecta. ¡No, en serio! Cuando digo que es la chica perfecta lo digo de manera literal; lista, guapa, si eres tú quien comete el error es ella la que pide perdón, jamás sale en citas, nunca va a fiestas, adora estudiar y tiene el increíble poder de sudar a chorros cuando un hombre atractivo se acerca a ella. Creció con la idea de la perfección para no fallar a la memoria de su padre y eso es lo que lleva haciendo toda su vida, vivir sin vivir en absoluto.
Eso y mucho más es lo que lleva a su hermana Kacey a tomar medidas drásticas de manera disimulada, y persuadiéndola con una porción de tarta mientras ven una puesta de sol en su azotea, le implora a Livie que conteste a las llamadas del "psiquiatra de la familia", es de esta forma como Livie comienza a seguir los consejos del Dr. Stayner para llevar la vida de cualquier adolescente y cometer locura, o lo que es lo mismo,seguir siendo la chica perfecta que hace todo lo que le dicen, incluso emborracharse a base de chupitos de tequila si es necesario.
Con lo que no contaba nuestra protagonista es con una compañera de habitación que resulta ser el alma de todas las fiestas de la universidad, una hermana que se apuntaría a todas y cada una de sus locuras y un capitán, mujeriego, de remo de la universidad. Es entonces cuando surge uno de los problemas graves, y es encontrarse donde nunca jamás había imaginado; entre dos hombres. Uno el chico perfecto y el otro aquél al que tu padre alejaría de ti por completo.
Me alejo 
Me alejo de las voces, los gritos, la decepción 
Me alejo de mis decepciones, mis errores, mis remordimientos 
Me alejo de todo lo que se supone que debo ser y todo lo que no puedo ser 
Por todo lo que es una mentira
También es la historia de Ashton Henley, el capitán del equipo de remo de la universidad, el chico más deseado por todas las mujeres del campo, tan encantador como mujeriego. El chico malo de esta historia con todos sus méritos habidos y por haber. Desde un primer instante nos da indicios de su personalidad en la forma que tiene de presentarse ante Livie, que no es otra que metiendole la lengua hasta la garganta y tatuándose, el apodo que le ha puesto, en el trasero después de la noche de borrachera que ambos comparten.
El caso es que es taaaaan mujeriego que en más de una ocasión me dieron ganas de cruzarla la cara a base de tortazos. No entiendo porque los hombres piensan con el cerebro de abajo en vez de con el de arriba, es decir, hay momento y momentos, pero una cosa no quita a la otra y lo de Ashton no es normal, todo lo que se mueve se lo "tira", es por eso que el hecho de que Livie lo rechace constantemente lo vuelve loco. ¿He hablado ya de la química que hay entre ambos? Incluso cuando están peleando puedo sentir la tensión sexual entre ellos, madre mía.

El papel del chico bueno y completamente perfecto, vamos, el chico ideal, recae sobre Connor. Él es todo lo que una mujer querría encontrar para pasar el resto de sus días.
Es elegante, inteligente, poco fiestero, caballeroso, atento, dulce y romántico. Vamos, bajo mi punto de vista lo que viene siendo un moñas que no aguantaría más de un mes, pero eso sí, sería un mes bonita, para que nos vamos a engañar. Y es que por más que quiero no puedo sentir odio por el pobre chico porque es un encanto, ya he dicho que es perfecto así que... Tan perfecto que si se enterase de la primera noche de aventuras que compartieron su mejor amigo, Ashton, y la chica por la que ahora está completamente loco, Livie, jamás estaría con ella y es muy probable que rompiese su amistad con Ash. También es miembro del equipo de remo y bastante atractivo para las chicas.

Y ahora debo hacer tres menciones bastante importantes para mí, sin importar cuán larga vaya a quedar esta reseña, pero es que es totalmente necesario.


  • Kacey y Reagan son la mejor pareja fiestera que podéis encontrar jamás. ¡Están completamente locas! De verdad, lo que me he reído con las ocurrencias de ambas no ha sido ni medio normal. Desde la primera páginas hasta la última no paran de meter a Livie en lios o burlarse de ella por cada una de las cosas que hace, sin duda alguna, el punto cómico de la historia. Hacía tiempo que no me reía tanto con un libro como con este y es gracias a ellas dos.

  • Dr. Stayner. Vale, no necesito ayuda psicológica ni tengo ningún trauma por arreglar ni nada por el estilo. ¿Pero puedo tener un doctor como él, por favor? A parte del hecho de que en mi mente era completamente atractivo, es el que realmente crea la historia de Livie al obligarla a cometer todas esas locuras y haciendo unas tantas otras por su cuenta. ¡Qué bien me ha caído! Quiero un doctor como este, dicho queda.



Y dicho esto termino esta pedazo de reseña porque me ha quedado más larga que ninguna que haya hecho, pero es que si no decía todo esto reventaba por dentro. Acabo de terminar el libro y vale, también hay un poquito de sufrimiento, pero eso no quita que me siga riendo por todas y cada una de las ocurrencias que tiene la autora. ¡Magnifico! Supera con creces al primero de la serie y no puedo esperar para leer el siguiente, de verdad, cada vez que acabo un libro de esta mujer me entran ansias de leer el siguiente. ¡Lo quiero ya o me dedicaré a beber chupitos de gelatina durante la espera!



     ¿Por qué? — Él mira hacia otro lado por un minuto y veo que apretaba la mandíbula. Cuando encuentra mis ojos, hay resignación allí
     
Porque tú no eres una chica de una noche, Irlandesa— inclinándose para colocar un beso en la línea de mi mandíbula, susurra — tu eres mi chica para siempre

Mi puntuación:

4,5/5