martes, 17 de marzo de 2015

Maybe Not (Maybe #1.5) de Colleen Hoover- Reseña

MAYBE NOT

Autora: Colleen Hoover

Serie: Maybe #1.5

Nº de Páginas: 94

Sinopsis:

Cuando Warren tiene la oportunidad de vivir con una compañera mujer, accede instantáneamente. Podría ser una cambio emocionante. 
O tal vez no. 

Especialmente cuando esa compañera en la fría y aparentemente calculadora Bridgette. Las tenciones se alzan y los temperamentos arden ya que los dos apenas y pueden soportar estar juntos en la misma habitación. Pero Warren tiene una teoría sobre Bridgette: cualquiera que pueda odiar con tanta pasión, debería también tener la capacidad de amar con esa misma pasión. Y él quiere ser quien pruebe esa teoría. ¿Encontrará Bridgette en ella el poder descongelar su corazón hacia Warren y finalmente aprender a amar? 


Tal vez.


Tal vez no.


Reseña:

     Quiero, urgentemente, que alguien me explique como pude odiar tanto el libro principal de esta serie; "Maybe Someday" y estar con una sonrisa de oreja a oreja al acabar Maybe Not. De verdad, quiero un valiente que me explique como sucedió esto porque no entiendo como el libro #1 no fue la historia de Warren y Bridgette. ¡Son la mejor pareja que he leído en mucho tiempo! Jurado. Si alguna vez quiero enamorarme, prometedme que sucederá de esta forma, tal cuál.


Bfff. Bfff. Relajación absoluta. Tres. Dos. Uno y... comienzo. Es perfecto. Fin. No, ahora en serio, necesitaba un libro que me hiciese sonreír página tras páginas, de principio a fin. No una historia muy detallada, ni nada deslumbrante, pero es que lo que he encontrado en Maybe Not no me sucedía desde que leí Wait For You, y de eso han pasado aproximadamente dos años. Tanto Bridgette como Warren son personajes llenos de vida a pesar de las pocas páginas en las que aparecen. Ya en Maybe Someday pude descubrir la personalidad de Warren y todo lo que ocultaba su pasado, pero es Bridgette la que me ha impactado y sorprendido para bien, más que nada porque me he visto reflejada en ella durante toda la historia.

BRIDGETTE: 22 años, morena, ojos verdes y odia al mundo tanto como el mundo la odia a ella. Real esto último. No sonríe y constantemente está cabreada con cualquier cosa. ¿Un gato la mira? Se cabrea. ¿Abrir una puerta? Se cabrea. No hay nada que la pueda poner de buen humor, y esto se debe tanto a su personalidad como a su pasado oscuro. Nunca, y cuando digo nunca, expresa una sola emoción en todo el libro. ¡Vale! Intuimos las cosas que piensa o siente, sí, pero es eso... ¡las intuimos! No es que venga ella y suelte algo directo sobre sus sentimientos, simplemente las damos por hecho con sus gestos. Creo que me he visto identificada en este personaje más que nunca, era como leerla y verme a mí reflejada. Creo que le he cogido un cariño que no es normal.
WARREN: Ni idea de cuál es su edad, ojos verdes y siempre tiene una sonrisa pintada en los labios o una broma que gasta al resto de personas que lo rodean. De verdad, nunca pierde el tiempo en lo que a bromas se refiere y se pasa la mayor parte de su tiempo planeando como será la que gaste a su siguiente victima. Casi nada le molesta, o por lo menos eso pienso hasta que descubre que una chica ha invadido no solo su apartamento, sino también su baño. ¿Como osa? Dice todo lo que piensa y no teme expresar lo que siente. Sin duda alguna de los personajes masculinos que más me ha enamorado debido a lo terco que puede llegar a ser y como nunca jamás se da por vencido para conseguir aquello que quiero. A parte, jamás me había reído tanto con alguien como con él.
La historia de estos dos es sencillamente maravillosa, teniendo en cuenta de que se conocen cuando Warren se levanta una mañana cualquiera de un día normal y al entrar al baño alguien lo agrede fisicamente a pesar de que es esa persona la que se está duchando en su ducha. ¡Sí! Su nueva compañera de piso. Algo que le agrada por lo bonita que es como lo molesta por el fuerte carácter que posee y que consigue encenderlo y sacarlo de quicio a la misma vez. Esto hará que ambos se lleven a matar hasta el punto de expresarse odio mutuo mientras se gastan mil y una bromas entre sí.

"- Te odio - dice, apretando los dientes-
  - Te odié primero - siseo en respuesta-"


Una manía muy fea que llega a obtener Warren es la de espiar a Bridgette haciendo cosas normales como entablar una conversación telefónica sin intentar matar a la otra persona, es en este momento cuando comprendí porque la obsesión que mantenía con ver siempre porno en Maybe Someday... ¡Y que idea tan maravillosa! Porque no solo me explica eso, sino que esta simple conversación acaba siendo la que da sentido al título del libro y no he podido evitar lanzar una carcajada al notar lo ridículo que era. ¡Mini punto para Colleen!


He vivido el libro con tanta intensidad que he notado la tensión sexual hasta cuando se estaban cepillando los dientes o él orinaba delante de ella para molestarla. Lo de estos dos juntos en una misma habitación no era ni medio normal. Por no hablar del momento Bridgette sosteniendo un niño pequeño que me ha parecido mortal porque ha dicho lo mismo que habría soltado yo en una situación como esa. ¡Es tan despegada! Dios que bien me cae, la abrazaría si no supiese que me miraría mal y luego me empujaría muy fuerte.

Mi única queja es que es demasiado corto, quería más de ambos, más risas, más besos, más peleas, más celos. Descubrir más de Bridgette y ese pasado que tanto la atormentaba. Quería que encontrase lo que buscaba, vale, lo encontró, pero quería mucho más para ella. ¡Quería descubrir el nombre de la película porno! Sí, no me miréis así, si lo leéis lo entenderéis. ¡Amo este libro! Lo amo.


Mi puntuación:

5/5