miércoles, 12 de noviembre de 2014

On the road de Jack Kerouac- Reseña

Título: On the road

Autor: Jack Keouac

Año: 1957

Sinopsis: 
Con el paso del tiempo, "En el camino", un libro que fue la biblia y el manifiesto de la generación beat, se ha convertido en una «novela de culto» y en un clásico de la literatura norteamericana. Con un inconfundible estilo bop, que consiguió para Kerouac el título de «heredero de Charlie Parker», en esta novela se narran los viajes enloquecidos, a bordo de Cadillacs prestados y Dodges desvencijados, de Dean Moriarty el mítico hipster, el héroe de todos los beatniks, «un demente, un ángel, un pordiosero» y el narrador Sal Paradise, recorriendo el continente, de Nueva York a Nueva Orleans, Ciudad de México, San Francisco, Chicago y regreso a Nueva York. Alco- hol, orgías, marihuana, éxtasis, angustia y desolación, el retrato de una América subterránea, auténtica y desinhibida, ajena a todo stablishment. Una crónica cuyos protagonistas, en la vida real y en el libro, fueron Jack Kerouac (Sal Paradise), Neal Cassady (Dean Moriarty), Allen Ginsberg, William Burroughs.  


Reseña


Bueno, antes que nada voy a decir que es el primer clásico que reseño, así que espero explicarlo bien. 

On the road es un libro que creo que podría releer muchas veces en la vida.
 Sal Paradise es un escritor frustrado, es joven, no le gusta donde vive, no tiene emoción en su vida, hasta que por una serie de motivos, conoce a Dean Moriarty y su vida cambia radicalmente. Bohemios, poetas, jazz, mujeres, drogas...


Así pues, Sal se lanza a la carretera en busca de Dean Moriarty y nos relata poco a poco como va recorriéndose EEUU. 

No sabia a donde ir excepto a todas partes.

Durante todo el libro Jack Kerouac (Sal) nos relata sus experiencias durante el viaje y su profunda amistad con Neal Cassady (Dean), protagonista principal del libro. Dean Moriarty creo que ha sido el mejor protagonista que he leído en mi vida, es injenuo pero astuto, patoso y hábil, borracho y listo, todo en él es extravagante, sensible y guiado por sus impulsos. Es más, es de esas personas que sé que no existen, pero deberían de existir, que roban coches por el placer de dar vueltas por todo Nueva York hablando sin parar de un tema simple y luego abandonarlo y dan por zanjado el tema. Así es Dean. 
… nunca me comprendía porque me gustaban demasiadas cosas y me confundo y desconcierto corriendo detrás de una estrella fugaz tras otra hasta que me hundo.


El resto de protagonistas aparecen y desaparecen entre las páginas, pero tienen la misma esencia que Sal y Dean, jóvenes incomprendidos  que hacen lo que quieren, se pierden, se lían, fuman, beben bailan todo ello en una misma habitación. 
porque la única gente que me interesa es la que está loca, la gente que está loca por vivir, loca por hablar, loca por salvarse, con ganas de todo al mismo tiempo, la gente que nunca bosteza ni habla de lugares comunes, sino que arde, arde como fabulosos cohetes amarillos explotando igual que arañas entre las estrellas y entonces se ve estallar una luz azul y todo el mundo suelta un “¡Ahhh!”…

En resumen, es un libro que todos deberíamos leer, cuesta un poco puesto que está narrado de una forma a la que no estamos acostumbrados, pero te envuelve de una manera que hará que no pares de leerlo. Te enamorarás de Sal o preferirás la mentalidad de Dean, pero vais a sentir que sois vosotros los que estáis en los años 50, viajando hacia Denver, bailando samba y confundiéndola con el sexo, robando coches... no lo sé, Kerouac me ha enamorado y es y será siempre uno de mis autores favoritos, porque de verdad, vale la pena leer este libro. Y además, cuando me di cuenta de que los protagonistas existieron y de que todas esas vivencias fueron reales, me gustó aún más. 

Pd. Hay adaptación de este libro, con Sam Riley, Garrett Hedlund y  Kristen Steward. Yo vi la película sin leer el libro y me gustó bastante, pero al leerlo, creo que la odié bastante. 



4'5/5