lunes, 11 de agosto de 2014

White hot kiss de Jennifer L. Armentrout

Título: White hot kiss
Autora: Jennifer L. Armentrout.
Serie: Dark elements #1
Sinopsis:
Un beso podría ser el último. A sus diecisiete años, Layla sólo quiere ser normal. Pero uno de sus letales besos mata a todo aquel que posea un alma, ella es todo menos ordinaria. Mitad demonio, mitad gárgola, Layla tiene habilidades que nadie más posee. 
Criada entre los Guardianes, una raza de gárgolas cuya obligación es cazar demonios y mantener a la humanidad a salvo, Layla intenta encajar, lo cual significa que tiene que ocultar su propio lado oscuro de los que más ama. Especialmente a Zayne, el Guardián digno de desmayo, increíblemente apuesto y fuera de sus límites del que ha tenido un flechazo desde siempre. 
Entonces conoce a Roth, un tatuado, pecaminosamente atractivo demonio que afirma saber todos sus secretos. Layla sabe que debe mantenerse alejada pero no está muy segura, especialmente cuando todo ese tema del no besar es un problema, teniendo en cuenta que Roth no tiene alma.
Pero cuando Layla descubre que ella es la razón del violento levantamiento demoníaco, confiar en Roth no sólo podría arruinar sus posibilidades con Zayne... también podrían señalarla como la traidora de su familia. Y por si no fuera poco, eso la llevaría a convertirse en un boleto sin retorno al fin del mundo.


Reseña:

OMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMG! ¡ME ENCANTA! Fin de la reseña. 

En serio, todas sabemos que si Jennifer L. Armentrout escribe, hay que leerlo. Pues bien, no sé quien fue la tonta/tonto que me dijo que no me iba a gustar, porque la verdad es que no me acuerdo, pero ¡maldita seas!.


White hot kiss es un libro totalmente refrescante en cuanto a la línea que está llevando esta autora últimamente, libros YA por un lado y por otro la saga Lux

Layla no es una chica normal, es mitad demonio y mitad gárgola, y aunque esto suene un poco raro, la autora lo describe de una manera que parece casi normal, quiero decir, ¿gárgolas, en serio?, pues sí. En el mundo de Layla, la gente sabe que las gárgolas existen, pues éstas son guardianes y se encargan de establecer la paz en la ciudad. Y es aquí cuando conocemos a Zayne. Ya sabéis el típico chico bueno, adorable, con cierta atracción sexual, etc. Pero hay un problema, por muy enamorada que esté Layla de él, no se pueden besar, pues gracias a su mitad demonio, ella podría tomar su alma.




Y bueno, llegamos a la parte interesante, por diversos motivos que obviamente no contaré, conocemos a Roth, un demonio que se acerca a ella, vamos, el chico malo que tanto le gusta a esta autora. Y yo morí de amor. Porque entre su humor sarcástico, sus tatuajes, sus ojos, su descaro, su tooooooodo, me encantó. 



—Necesitas algo —dice, y cuando lo miró, añade—: Tu cara.
—¿Mi cara?
—Necesita mis besos.



Pues bien, conforme Layla va conociendo a Roth, se van desvelando secretos sobre ella, secretos que todos sabían y ella no. Por lo que comienza una trama bastante interesante, donde la chica buena se tendrá que aliar con el chico malo para averiguar más sobre su vida. Tiene que descubrir porqué su familia la obliga a luchar contra lo que es, ya sabéis, ángeles y demonios nunca se han llevado bien. Y!!!!!!!!!!!!!!!!! la tensión sexual entre ellos es aslkdjasdlkasjdaskldj *.*



En resumen, una trama un poco floja en algunas partes, con dos personajes muy del estilo de Armentrout, que vais a adorar, y un final que te dejará con ganas de más.



            "Me perdí a mi mismo en el momento en el que te encontré."


No es novedad decir que  que recomiendo este libro, porque bueno, ya sabéis, todo lo de esta autora se lee sí o sí.

En fin, si os habéis terminado ya la trilogía de Sweet Evil, este es el libro perfecto para no sentiros solos.
Mi puntuación es: 

4/5