martes, 15 de julio de 2014

El seductor de Alice Clayton- Reseña

Título: El seductor

Autora: Alice Clayton

Título original: “Wallbanger”.

Serie: Cocktail 01

Categoría: Romántica Adulta / Chick-lit

Editorial: Cisne (español)

Publicación:  Junio 2014 (español)

Sinopsis: 
Caroline Reynolds tiene un fantástico apartamento nuevo en San Francisco, una batidora marca KitchenAid, y ningún O (y aquí no estamos hablando de Oprah, amigos). Tiene una carrera de diseño en ascenso, una oficina con vista a la bahía, una receta asesina de pan de calabaza, y nada de O. Tiene a Clive (el mejor gato del mundo), amigos geniales, un grandioso escote, y cero O. Añadiendo insultos a su falta de O, desde su mudanza tiene un vecino mujeriego que pasa sus noches azotando la cama contra la pared. Cada gemido, golpe, y -¿fue eso un maullido?- señalan el hecho de que ella no sólo está perdiendo su sueño, ella aún sigue sin tener, sip, lo adivinaron, nada de O.
Ingresar: Simon Parker. (No, en serio, Simon, por favor ingrese.) Cuando el wallbanging amenaza con saltar literalmente de la cama, Caroline, vestida con la frustración sexual y un camisón baby-doll rosa, se enfrenta a su vecino (oído-pero-nunca-visto). Su encuentro nocturno tiene, así, resultados mixtos. Ejem. Con paredes así de delgadas, la tensión va a ser gruesa...


Reseña: 


Caroline  y su adorado gato Clive se han vuelto a mudar, quien al parecer tiene por costumbre mudarse muy a menudo. Caroline aún no ha conocido a sus vecinos, pero eso no le importa mucho. 
La primera noche en su nuevo hogar conoce a uno de ellos, aunque no de manera personal. El cabecero de su cama está pegado a la pared que da al dormitorio de su vecino, como imaginaréis no es el sonido de su televisor lo que oye, sino los gemidos de un hombre y una mujer. Pero la sorpresa no es sólo esa, ya que al día siguiente aparece otra mujer y al siguiente otra. Tres mujeres que acuden a su casa en determinados días de la semana, tres mujeres que no dejan dormir a Caroline, por lo que tendrá que tomar medidas drásticas si quiere conciliar el sueño. 

- ¿ El chico de al lado puede hacer a una mujer maullar? Preguntó Sophia, levantando una ceja.
- Parece que sí. - Me reí entre dientes, sintiendo la primera oleada de naúseas que te deja la resaca.  

Los protagonistas son increíbles, Caroline, una mujer de veinteséis años, con una carrera en ascenso en el mundo de la decoración. Y Simon, el famoso vecino al que nunca ha visto. 

Simon es... asdlaksdjasldkjsldka. Primero me encanta su trabajo, su forma de ser, su humor, su obsesión por el pan de calabaza ¡Todo!



La trama es completamente absorvente, nunca me había reído tanto con un libro. Los protagonistas son las pareja perfecta para un Young adult. En serio, no pude quitarme la sonrisa de la boca en todo el libro (que es bastante grande por cierto). 

Saltamos arriba y abajo en la cama, gritando las letras de la canción y bailando salvajemente, divirtiéndonos las tres como idiotas. Por lo que comencé a golpear la pared- La pared de Simon-
-¡Ríndete, señor! ¡Nada de sexo para tí! - Le grité a la pared mienras mis amigas se reían como maníacas.

Caroline y Simon ha dado la casualidad de que tienen amigos en común, por lo que se ven obligados a pasar tiempo juntos, pero siempre con esa pizca de odio entre ellos que ha sido muy divertida. Como no dejan de discutir, tienen los mismos amigos y son vecinos, llegan a una tregua, Simon no hará tanto ruido y ella dejará de interrumpirle. 



Todo esto mientras Caroline se siente enfadada con todos los hombres del mundo porque le han robado los orgasmos (Ya lo entenderéis y os vais a reir) 

Incluso en una crisis Simon se tomó 2,5 segundos en mirar mi cuerpo casi desnudo. Bueno, yo podría haber estado 3,2 segudos mirando su cuerpo.



-Ahora, cuando dijiste, "agarra una manzana", ¿a qué te estabas refiriendo exactamente? - Preguntó desde la cocina.

No puedo contar mucho más, sólo puedo decir que es una novela con grandes dosis de humor, vale completamente la pena leerlo. Hay risas, historias de amor secundarias entretenidas, tensión sexual, amistad, viajes... Lo tiene todo.



Lo único malo que tengo que decir es que el libro son casi 500 páginas y cuando muchos libros se me hacen cortos y rezo por que tenga más páginas, este se me hizo un poco pesado al final. Alargó demasiado la trama y tal vez, un libro con sesenta páginas menos hubiera estado mejor. 

4/5