martes, 8 de julio de 2014

Crash Into You (Pushing the limits #3) de Katie McGarry- Reseña

CRASH INTO YOU

Autora: Katie McGarry

Serie: Pushing The Limits #3

Nº de Páginas: 474

Editorial: Harlequin Teen

Sinopsis:

La chica con las mejores calificaciones, ropa de diseñador y la vida perfecta—eso es lo que la gente espera de Rachel Young. Y es por eso, por lo que esta chica de escuela privada guarda muchos secretos a sus padres y sus sobreprotectores hermanos...y ahora acaba de añadir dos más a la lista. Uno que implica correr contra completos extraños en oscuras carreteras rurales en su Mustang GT. ¿El otro? Isaiah Walker—un chico de diecisiete años con el que no tiene nada en común. Pero cuando el chico adoptado con los tatuajes en los brazos y unos intensos ojos grises viene a su rescate, Rachel no puede sacarlo de su cabeza. 
Isaiah también tiene secretos. Acerca de donde vive, y lo que siente por Rachel. La última cosa que necesita es verse involucrado con una niña rica que quiere vivir experiencias llenas de adrenalina—sin importar lo angelical que su rostro pueda ser. 
Pero cuando su amor mutuo por las carreras callejeras pone la vida de ambos en peligro, tendrán seis semanas para encontrar una solución. Seis semanas para descubrir hasta donde llegarían para salvarse el uno al otro.


Reseña:

              Estoy fielmente enamorada de la manera de escribir de esta autora y de las historias tan bonitas que llega a hacer. De verdad, la historia de Rachel y Isaiah es una de las más monas que he leído en mucho tiempo. Con solo decir que el libro me duró semanas por el simple hecho de que no quería acabarlo, y cuando lo hice sentí una especie de vacío que no experimentaba desde hace mucho tiempo.



Y es que la historia comienza con un destrozado Isaiah por el rechazo de Beth en el anterior libro y con una timida rubia llamada Rachel que solo puede hacer frente a sus ataques de pánico y a su familia gracias a la adrenalina que le produce conducir su Mustang. Es de esta forma que ambos coinciden en una carrera ilegal donde deciden enfrentarse a pesar de las negativas de Isaiah, pronto las cosas salen mal en la carrera y nuestro proganista se dará cuenta de la clase de persona que es Rachel cuando este la rescata. El caso es que ahora ambos están en un lio con Eric, e Isaiah no permitirá que nadie le haga daño a Rachel.



En serio, creo que el cariño que le he cogido a estos personajes en tan pocas páginas no se lo he cogido a nadie. ¿Como se puede ser tan monos? No lo entiendo. De verdad, no lo entiendo. El libro está contado desde dos puntos de vista: el de Rachel y el de Isaiah. 

Rachel Young es joven, rubia y con una personalidad tan sumisa que provoca que se encuentre bajo la voluntad de toda su familia, lo que hace que mantenga en secreto su enfermedad con los ataques de pánico para no decepcionar a su  madre y al resto de sus hermanos. Pero también tiene un lado salvaje y que suele expresar en cuanto acelera su Mustang GT blanco para sentir la adrenalina.

Isaiah Walker por otro lado es el chico malo por excelencia, por lo menos a simple vista. Tatuado, con dilatas y conductor de coches increíblemente rapidos es el deseo de cualquier chica. Aunque en el fondo es fiel y extremadamente protector, lado que vemos cuando conoce a Rachel. Ella provoca una dulzura en él que lo hace aún más adorable si es posible, a pesar de la fachada de frialdad que tiene que aparentar frente al resto del mundo



Creo que me he pasado la mayor parte del libro suspirando por la historia de estos dos, por el simple hecho de que adoro la persona en la que se convierte Rachel cuando está con Isaiah, es el tipo de protagonista femenino que me gusta para los libros. A parte de que, a pesar de lo que puede aparentar, mantienen una relación que roza la dulzura extrema a pesar de las carreras ilegales y temas secundarios de máximo interés.

La trama central es atrevida, y aunque los ataques de pánico de Rachel o la actitud de ésta respecto a su familia me parecen demasiado exagerado, considero que están muy bien tratadas por la autora. A parte... ¡Odio a su familia! ¿Es que desde cuando es más importante la felicidad de todos que la salud o la vida de otra persona? Que ganas de patear traseros me han entrado mientras leía este tipo de escenas.




Mi puntuación:

4/5