lunes, 9 de junio de 2014

Prohibido de Tabitha Suzuma- Reseña

PROHIBIDO

Título original: Forbidden


Autora: Tabitha Suzuma


Editorial: Oz Editorial


Nº de Páginas: 384


Sinopsis: 


«No podemos. Si empezamos, ¿cómo vamos a pararlo?»


Lochan y Maya siempre se han sentido más amigos que hermanos. Ante la incapacidad de cuidarlos de su madre alcohólica y la ausencia de un padre que los abandonó, los dos jóvenes deben hacerse cargo de sus tres hermanos menores y esconder su situación a los servicios sociales, porque ninguno de los dos es mayor de edad.

La responsabilidad que comparten y las dificultades a las que se enfrentan les unen, hasta empujarlos a enamorarse. Ambos saben que su relación está mal y que no debe continuar, pero al mismo tiempo no pueden controlar sus emociones y la atracción que los domina.

Reseña:

           Jamás en mi vida he leído algo que me haya impactado tanto como lo ha hecho la historia de Tabitha Suzuma. Bajo mi punto de vista, la autora ha escogido un tema de los más difíciles que se pueden elegir en la actualidad y lo ha transformado en una obra de arte. Sin embargo, el hecho de que el libro gire entorno al tema del incesto ha sido algo que nunca he llegado a mirar con buenos ojos y que me ha echado hacía atrás en muchos puntos de la lectura. Aunque sin duda alguna, un aplauso a Tabitha por arriesgarse con algo que muy pocos o casi nadie logra tolerar hoy en día

Prohibido nos cuenta la historia de Maya y Lochan, cada capítulo contado por un punto de vista de ellos, ambos son hermanos de sangre que han tenido que sobrevivir y cuidar juntos a sus hermanos pequeños debido a que su padre los abandonó cuando eran pequeños y su madre es una mujer que se desinteresa de sus hijos.
Lochan es un chico con problemas de adaptación a pesar de ser una de las personas más inteligentes de su instituto, al parecer siente pánico a relacionarse con otras personas y lo único que tiene en mente es el cuidar de sus hermanos y hacer que la familia siga unida y hacia delante. Por otro lado tenemos a Maya, quien es todo lo contrario a su hermano, divertida y extrovertida con una gran cantidad de amigos que giran a su alrededor, aunque solo se siente ella misma cuando habla acerca de sus cosas con Lochan.

Contado de esta forma parece una familia normal con problemas de los que los hermanos mayores han tenido que hacerse cargo, es más, en muchas ocasiones sentí mucha pena por ellos debido a todas las situaciones a las que deben hacer frente a pesar de ser tan solo adolescentes. El caso es que estas circunstancias provocan que los hermanos se unan aún más que antes, compartiendo momentos de intimidad como el dormir abrazados o bailes provocadores que revelan la verdadera identidad de sus sentimientos. Poco a poco comienzan a notar que el amor que sienten por el otro no es solo por lazos de sangre, sino que se ven como hombre y mujer.


Ahora es cuando confieso que hace semanas que leí este libro y aún no he podido superar la historia porque considero que ha sido de lo más impactante que he leído y podré leer en toda mi vida. El hecho de que dos personajes, hermanos, de la misma sangre, puedan llegar a aparecer en un libro y como protagonistas enamorados jamás pasó por mi mente. Es por eso el impacto que me causó la novela. Y es que mientras Lochan acepta el sentimiento con recelo, sabiendo y sintiendo que lo que hacen está mal y que nada puede salir bien. Maya lo lleva como si se tratase de una relación normal con una persona con la que puedes salir a pasear de la mano por la calle. De verdad... es que... buff.


-Podemos querernos. –Trago con fuerza para aflojar el nudo que siento en la garganta-. No hay leyes ni límites para los sentimientos. Podemos amarnos el uno al otro tanto y con tanta intensidad como queramos. Nadie, Maya, nadie podrá quitarnos eso.


La autora es tan buena que llegó un punto en que me hizo dudar y creer que una relación como esa debería ser vista con buenos ante la sociedad. Es que ni siquiera se como llegué a ese punto, porque yo confieso que no podría aceptar una relación como esa, es decir, que si la quieren tener que la tengan, pero que no me lo cuenten. Vamos, que ahora mismo ya me he vuelto a liar, y estoy volviendo a duda. ¡EL INCESTO ESTA MAL CHICOS, NO LO HAGÁIS!


Y ese final impactante aunque esperado, porque no había forma de que pudiese acabar de otra manera. Bueno sí, pero complicada y vamos... que sentí ese final como... no puedo decirlo pero, lo sentí. 
A pesar de todo debéis leerlo porque la autora es buenísima, y su escritura maravillosa.


Mi puntuación:

3.5/5