miércoles, 19 de marzo de 2014

Efímera: Jardín químico de Lauren Destefano

Título: Efímera (1/3)
Autora: Lauren Destefano
Trilogía: Jardín químico #1
Editorial: Puck
Número de páginas: 379

Sinopsis:
En un futuro cercano, todos los recien llevan incorporada una bomba de tiempo genética. Los varones viven hasta los 25 años, y las mujeres, que mueren a los 20, son secuestradas y forzadas a contraer matrimonios polígamos para evitar que la humanidad entera desaparezca de la faz de la Tierra. 

Cuando secuestran a Rhine, una joven de 16 años,para venderla como esposa de un hombre adinerado, le espera un mundo de privilegios. Su joven marido, Linden, la ama igual que a sus otras esposas, pero Rhine sólo desea escapar, aunque deberá enfrentarse a su excéntrico suegro, quien no cejará en encontrar un antídoto para el virus que amenaza la vida de su hijo, aunque para ello deba dejar varios cadáveres en su camino.


Reseña: Efímera nos presenta un mundo distópico bastante original. Debido al avance de la ciencia, hace varios años se creó una generación de humanos perfecta: no enferman, sus vidas duran más, no envejecen tan rápido físicamente,etc. En consecuencia de esto, los hijos de esta generación, sus nietos, bisnietos... nacerán con un error en sus sistemas. A partir de esta creación de seres humanos perfectos, sus descendientes vivirán sanos y fuertes hasta edad temprana. Los varones vivirán hasta los 25 y las mujeres hasta los 20.  Todo esto provocará que las familias pobres acaben dejando huérfanos a sus hijos y que las familias ricas trafiquen con mujeres para casar a sus hijos, que pronto morirán, y así, seguir teniendo descendencia. 



Así, conocemos a Rhine, la protagonista. Ella y Rowan (su hermano mellizo) son huérfanos y viven en la pobreza. Rhine me llamó bastante la atención puesto que tenía los ojos de colores distintos, uno azúl y otro verde, provocando que cuando varios hombres fuesen en busca de chicas para casarlas con sus jefes (más o menos es así, lo explico muy resumido), se fijasen en ella. 

A partir de aquí, pensé que el libro comenzaría a ser muy interesante, ya que el principio es un poco lento. Nuestra protagonista es secuestrada y llevada a una mansión con otras dos chicas, las tres serán las esposas de Linden (el patrón). 

Absolutamente no me esperaba una relación de poligamia en el libro. Es que... ¡NO!. Esto fue lo primero que no me gustó.

Obviamente Rhine intentará huir, pero mientras ella trama un plan, pensé que sabría porqué los seres humanos viven tan poco. Es decir, una persona normal vive plenamente feliz hasta que está a punto de cumplir los 20 o 25 años y ¿muere?, ni si quiera deja una pista para que se te plantee algo de curiosidad. Mueren y punto. 

Lo cierto es que Linden, en el fondo me caía bien, no sabía nada de la vida o de lo que había fuera de la gran mansión, por lo que supongo que piensa que lo que está haciendo es lo correcto y lo normal. Pero eso de estar casado con varias mujeres, hacía que como es lógico, no me enamorase de él (no le llegue a querer ni un poquito)
Además, hay otro personaje, uno de los criados de la casa, de los que se supone que Rhine se enamora y quiere huir con él a la ciudad. Pero claro, es que surge el amor de la nada, dos palabras y ea, acaramelados. 

He de admitir que pese a que no me gustaron los personajes, sí hubo uno que me sorprendió. Y fue Cecilia. Una niña de unos 14 años que también está casada con Linden. Creo que a lo largo del libro vamos viendo su cambio, de niña pequeña y malcriada a algo mucho más maduro y a la vez igual de insoportable. 

En resumen, la portada y la sinopsis me habían encantado, incluso el nombre de la trilogía, pero el libro ha sido una gran y absoluta decepción. 

3/5