viernes, 21 de febrero de 2014

Sweet Evil de Wendy Higgins- Reseña

SWEET EVIL

Título: Sweet Evil

Autora: 
 Wendy Higgins

Páginas: 425

Sinopsis: ¿Y si hubiera adolescentes cuyas vidas dependieran, literalmente, en ser malas influencias?
Esta es la realidad para los hijos e hijas de ángeles caídos.
La chica sureña compasiva, Anna Whitt, nació con el sexto sentido para ver y sentir las emociones de otras personas. Es consciente de la lucha en su interior, una atracción inexplicable hacia el peligro, pero Anna siempre ha tenido la ventaja de su lado angelical para equilibrar la oscuridad de su interior. No es hasta que cumple dieciséis años y conoce al atractivo Kaidan Rowe que descubre su terrible legado y su fuerza de voluntad es puesta a prueba. él es un chico sobre el que tu papá advertiría. Si tan sólo alguien le hubiera advertido a Anna.
Obligada a enfrentarse a su destino, ¿Anna elegirá su halo o sus cuernos?


Reseña:

(Antes de dar mi opinión, he de decir que ha sido una tortura hacer esta reseña, porque es casi imposible spoilear, así que, si puse alguno, lo siento mucho. )


Mi opinión. Intentaré no hablar mucho sobre la trama, porque básicamente la sinopsis la explica bastante bien. 
Anna Whitt, nuestra protagonista femenina, siempre ha sabido que algo no estaba bien con ella, si salía de fiesta notaba dónde había alcohol, drogas, quien se había pasado de la raya, y eso, le encantaba y por otro lado, sabía que ese sentimiento era un grave error, por lo que intenta vivir su vida y comportarse con total normalidad, y lo hace, hasta que va a un concierto y se fija en el batería de la banda, Kaidan. 



Kaidan (suspiros), es un protagonista que me daba mucha rabia debido a su "oficio" (ya me entenderéis) pero claro, como soy fan de los chicos malos, nunca hubo una verdadera relación de amor odio entre nosotros. Anna no sabe porqué se siente atraída por el desde el primer momento, era como un imán, no podía apartarse de él, por lo que comenzamos a ver la Tensión sexual no resuelta desde muy pronto.



Adoré el libro por el simple hecho de que es original. Sí, sí, muchos ángeles y demonios en todos los libros, chicas santurronas, chicos peor que el diablo,etc... pero ¡NO!, ¿Hush,hush? ¿Cazadores de sombras? ¡NADA QUE VER! Los dos extremos juntos, ángeles, mitad ángel mitad demonio, nefilims, duques... TODO junto y todo con muchísimo sentido. Ojalá me preguntaran en la universidad sobre los distintos Duques del infierno y sus diferencias, que sacaría un sobresaliente. En fin, que me distraigo... 



 Por una serie de motivos, Anna se entera de que es mitad ángel y mitad demonio ( lo cual cuando leáis el libró tendrá mucho sentido) y además, Kaidan es un demonio. 
Por estos mismos motivos, Anna y Kaidan emprenden un viaje juntos a Los Ángeles, donde la trama comienza a desarrollarse con más facilidad aún que al principio, comienzan a desvelarse cosas del pasado de Anna, el oficio de Kaidan, sus familias, etc... 

Entenderemos de una manera totalmente distinta la función de los "Demonios" (aquí son Duques) y de sus hijos, que como Kaidan, son Nefilims.  Además, nuestra protagonista comprenderá que el destino del mundo prácticamente recae sobre sus futuros actos y decisiones, luchando contra su mitad demonio. 

En resumen: adoré el libro, al principio fue aburrido, luego poco aburrido, interesante, interesante, MUY INTERESANTE.

Algo que adoré: La autora de la saga Lux, a la que todas adoramos, al parecer era muy fan de esta saga, llegando incluso a nombrarles en el primer libro y, en Origin, haciendo que los nombres de nuestros personajes, cobrasen un sentido muy importante para la trama.¡Te quiero Jennifer L. Armentrout, en serio!




Y bueno, sólo puedo decir para finalizar que me siento muy sola, puesto que ninguno de mis malditos amigos (ni la persona con la que tengo el blog, llamémosla Y, porque yo quiero ser la X y sentirme importante) han leído este libro, así que : ¡Os odio!, y a tí mucho más, Y. 



Abraza lo prohibido.

4/5