miércoles, 19 de febrero de 2014

Sombra y Hueso (The Grisha #1) de Leigh Bardugo- Reseña


SOMBRA Y HUESO

Autora: Leigh Bardugo

Editorial: Hidra

Páginas: 432

Trilogía: The Grisha #1

Sinopsis: Alina Starkov no espera mucho de la vida. Se quedó huérfana después de la guerra y lo único que tiene en el mundo es a su amigo Mal. A raíz de un ataque que recibe Mal al entrar en La Sombra, una oscuridad antinatural repleta de monstruos que ha aislado el país, Alina revela un poder latente que ni ella misma sabía que tenía. 
Tras ese episodio, Alina es conducida a la fuerza hasta la corte real para ser entrenada como un miembro de los Grisha, un grupo de magos de élite comandado por un individuo misterioso que se hace llamar El Oscuro.

Reseña

             ¡OH, SI! Por fin un libro después de Shatter Me que se ajusta un poco a todo lo que busco en una saga; constante acción, una chica infravalorada que resulta ser más de lo que aparenta, un chico bueno y un chico MALO MALO MALO...



  • Alina es una chica que forma parte de una ejercito y que ha permanecido toda su vida junto con su amigo de la infancia, Mal. Todo eso hasta que en el viaje por El Abismo descubre que tiene poderes Grisha. El hecho es que ella se niega a creerlo hasta que El Darkling *suspiros* se lo demuestra. El problema de este personaje es que me deja indecisa a lo largo de la historia porque se me hace un poco perrito faldero en ocasiones, como si no supiese lo que quiere o lo hiciese para complacer al resto.
                                         “No soy el tipo de chica que cambia el mundo.”


  • The Darkling. ¿Y qué puedo decir yo de este hombre? ¡Ah, sí! Que es malo, malo, malo, malisimo. No de esos malos que en el fondo tienen sentimientos y lo hacen por motivos internos y comprensibles, no, malo porque quiere y le gusta serlo. Pero es que... ¡lo adoro! Y aunque no saca a relucir mucho de su personalidad es totalmente perfecto. A parte de que el hecho de no conocer su nombre es otro de sus grandes atractivos. 
                                 “El único problema con el deseo, es que nos hace débiles"
          
          Digamos que él es algo así con Alina:


  • Mal. Y como en toda historia, si hay chico malo tiene que haber un chico bueno. Mal es el mejor amigo de Alina desde que se conocieron de pequeños en el orfanato, el problema es que éste desconoce el amor que Alina siente por él. Es el mejor rastreador de todos, por lo que su principal oficio en el ejercito es el de la búsqueda. Es amable, fiel y tremendamente dulce. Y lo extraño es que no lo he encontrado repulsivo al ser el moñas de la historia, no sé, me ha caído bien hasta el punto de no saber con quien prefiero que termine Alina. Me siento terriblemente confundida.

  • Genya. Vale que no sea de los personajes principales pero es que si no la menciono sería una mala lectora. ¡La adoro! Y es que, ¿qué sería de un protagonista sin un amigo echado pa´lante? Pues Genya a pesar de las adversidades que tiene en la corte y la posición que ha tenido que tomar por culpa del Darkling sigue siendo tremendamente guapa, lista e inteligente. Bah, a quien engañar, me ha caído bien porque es pelirroja.


Ahora si, los peros que ha tenido el libro, que no han sido muchos pero si importantes. 

1. Los personajes masculinos. Creo, bajo mi punto de vista, que nos ha dejado ver poco de ellos y por eso me siento tan perdida en lo que a elegir uno se refiere. Vale que El Darkling me pueda más que Mal, pero tampoco es que conozca mucho de él.

2. La constante infravaloración de Alina sobre sí misma en su físico. En parte la entiendo, pero llega un punto en donde hasta ella misma sabe que es bonita y sigue diciéndose esas cosas... ¡Puff!

Por esos pequeños detalles mi puntuación es de:

4.5/5



Quiero la segunda parte ya: